viernes, 15 de agosto de 2008

División

Camino yo hacia mi trabajo, temprano por la mañana. Los sonidos acuden a mis oídos, algunos saludan, otros insultan, otros simplemente pasan.
Faltan 2 cuadras. Desde aqui puede verse el edifcio. A mitad de cuadra me encuentro con una persona que me esta de espalda, apuntando en dirección contraria a donde yo voy. Como llamado por una fuerza superior, cuando estoy a 1.5 metros de distancia, este señor alto, morocho, bien vestido, gira, y me revela su precioso tesoro que lo mantenia parado. Estaba contando plata,a grandes razgos yo conté 5.000 pesos, por el fangote y el color rosados de los billetes.
No me di cuenta cuando frené, pero estaba mirándolo fijo. Sus manos, sus billetes, su incredulidad, si inocencia. Me acerco...
-Perdón, buenos días. ¿Me diría la hora?
-Claro, a ver. Son las...
Pero nunca terminó de pronunciar las palabras. Dí un paso largo, arrebaté el fangote de billetes y le di un cabezaso. No llegó a gritar ni nada, que ya había quedado inconciente.
Empezé a gritar ayuda y rápidamente, vino gente y llamaron a la ambulancia.
Decían que se había desmayado y golpeado la cara contra el piso, rompiéndose la nariz.
A todo esto, yo ya tenía la plata en mi bolsillo. Deseoso de contarla y gastarla. Tranquilamente, me dirijo al trabajo. Muestro mi mochila a los de seguridad como todos los días y voy al ascensor. Presiono el tercero y espero. Las puertas se cierran y comienza el ascenso. En el segundo piso frena, para que alguien suba. Las puertas se abren. Ahi estaba, ese traje, esa sangre, esa nariz rota y esa voz...
-Tenés algo que me pertenece...
El grito que pegué pudo haber roto el tímpano de cualquier ser viviente cercano. Al instante estaba nuevamente afuera, frente al extraño que contaba la plata, y yo mirándolo luego de que se había dado vuelta. Sin entender mucho, dejé de mirarlo y seguí mi camino hacia la oficina, pensando: -De todas maneras, no podría vivir tranquilo si realmente lo hubiera hecho.

7 comentarios:

GaTo Detke dijo...

Ehh.. lo malo es que ese relato me posiciono fisicamente en el lugar de los supuestos hechos.. osea el laburo y eso es muy malo... pero muuuy ... correrá sangre....

mostromalefico dijo...

violento total!! pero abso moral!!

besho moshtroso

jazlima dijo...

Al final siemre prevalece la honestidad... (?) Si sólo fuera siempre así...

coio dijo...

Boludo, lo hubieras hecho

Schwarze dijo...

Claro, por suerte somos personas normales, pero el punto es: acaso no pensamos cosas feas muchas veces? nunca las llevamos acabo, pero cuan fina es esa linea? el solo hecho de pensarlas, nos hacen de alguna manera culpable?

jazlima dijo...

Es parte de ese saber que podés y estar todo el tiempo en el límite entre lo que "es correcto" y lo que no lo es.

jazlima dijo...

"En permanente sinapsis..."

Qué lindo =)